Ponerse Guapa

Doble limpieza facial

A estas alturas seguro que has oído en mas de una ocasión que las coreanas poseen una rutina de cuidados faciales que puede constar hasta de 30 pasos. Doy fe, ya que casi a diario me encuentro en el gimnasio con varias mujeres asiáticas, y solo para prepararse para hacer deporte ya hacen más pasos que yo en toda la semana.

No te pedimos convertirte en una Geisha, seamos realistas, (tampoco creemos que sean necesarios tantos pasos y potingues), pero la evidencia es que sus pieles, ya sea por genética, cultura o educación son casi siempre envidiables.

Hemos descubierto varias marcas de cuidado Coreanas, baratas y más caras, (esto queda pendiente de contar en otra ocasión), pero, lo que no podemos dejar de compartir, es que SÍ hemos probado el primer y más famoso de los pasos, y nos ha convencido.

¿Por qué creemos que debes adoptar la doble limpieza en tu higiene facial?.

Por muchos motivos, pero resumiendo:

-En ésta época y (siempre), pero más ahora…deberíamos todos estar usando protección solar potente para salir a la calle, e incluso, si trabajamos en interior pero tenemos enfrente una ventana.

-El maquillaje, el protector solar e incluso la grasa de nuestra propia piel, o la polución , generan suciedad, aunque apenas nos maquillemos. Grasa disuelve a grasa (aceite)  y tras esto, el jabón remata el proceso llevándose por delante todo lo que se disuelve en fase acuosa.

De ésta manera, nos aseguramos de deshacernos de todas las sustancias que se depositan en nuestra piel a lo largo del día.

Y, ¡que nos quede bien grabado!:

El mejor cosmético antienvejecimiento, no es la crema más cara, es la limpieza, y el protector solar ¡siempre!.

Así que, ojo al dato, que uno nos lleva irremediablemente al otro.

¿Cómo lo llevamos a cabo?

Pues aquí no podemos generalizar, cada piel debe usar el aceite que mejor se ajuste a sus necesidades, podemos usar aceites cosméticos como tal, aunque el aceite de oliva de toda la vida, el de girasol rico en vitamina E, el aceite de coco, el de jojoba, el de ricino, linaza… son estupendas elecciones.

IMG-20190117-WA0001

1.Utilizaremos lo que equivale a una cucharadita del aceite escogido y masajeamos, retirando el resto con agua templada y una muselina o esponjita de celulosa.

2. A continuación, frotamos la muselina o la esponja en el jabón que elijamos, si es de pastilla, pues lo pasamos por encima, y si es de botella ponemos los “pumps” necesarios.

3. Limpiamos nuestra cara, enjuagamos y secamos.

cabecera-2-1440x960

¡Y listo!, ya estaría.

*Por último añadir, que el uso de esponjita o muselina ejerce una leve función exfoliante que termina de completar el proceso de limpieza.

¿Te vas a animar con este ritual de limpieza facial?

¡Feliz fin de semana!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s