Comer

Pan con masa madre

Buenos días, últimamente la tenemos tomada con el pan, y es que ahora que llega un poco el calor, esa sensación de comprar el pan por la mañana y que cuando vayas a hincar el diente, esté chicloso, nos pone de los nervios.

Amén de que o tienes mucha suerte, y una panadería artesanal cerca de casa… o comemos porquerías em forma de pan.

En la entrada de hoy vamos a aprender a hacer una masa madre, que podemos tener siempre en casa preparada, para cuando nos dé la vena panadera. Con unas pocas nociones, y un poco de tu tiempo, podemos lograr, aunque sea en fin de semana, comer un pan sano y rico.

Nuestra receta de masa madre se basa en la receta de Dan Lepard, solo tienes que hacerte con un tarro de cristal que cierre hermético, y respetar al pie de la letra los pasos siguientes:

DIA 1. 

.50g de agua del tiempo

2 cucharadas de harina de centeno

2 cucharadas de harina de fuerza

2 cucharadas de pasas

2 cucharadas de yogur natural.

Mezclamos y colocamos todos los ingredientes en el bote de cristal, y dejamos reposar 24h.

DIA 2.

.50g de agua del tiempo

2 cucharadas de harina de centeno

2 cucharadas de harina de fuerza.

Incorporar, mezclar y tapar, y dejamos reposar 24h.

DIA 3.

.100g de agua del tiempo

4 cucharadas de harina de fuerza

4 cucharadas de harina de centeno

Añadimos, mezclamos, tapamos, y dejamos reposar 24h.

DIA 4.

.100g de agua del tiempo

125g de harina de fuerza.

Ahora, debemos descartar 3/4 partes de la masa, para ello, añadimos el agua, mezclamos y pasamos por un colador para retirar las pasas. Agregamos harina, mezclamos y tapamos 24h.

DIA 5.

.100g de agua del tiempo

125g de harina de fuerza.

Descartamos otras 3/4 partes de harina de la masa y agregamos gua y harina. Mezclamos y dejamos reposar otras 24 h.

DIA 6.

Ya se puede usar la masa. se encuentra burbujeante, cada ve que la vayas a usar debes refrescarla con la misma cantidad de harina de fuerza que de agua, y entre usos debes guardarla en el frigorífico.

 

UNA VEZ HEMOS LLEGADO AL DIA 6, tenemos nuestra masa madre preparada, y es hora de realizar nuestro pan.

Para el pan necesitamos:

200g de masa madre refrescada.

500g de harina de fuerza.

300mL de agua del tiempo.

1 cucharada de sal.

Preparación.

  1. En un bol grande mezclamos todos los ingredientes, hasta obtener una bolita con consistencia homogénea más o menos, en este momento lo ideal, sería realizar amasados cortos, volcando la bola sobre una superficie manchada en aceite de oliva y moviendo la masa de fuera hacia dentro. En nuestro caso, al no contar con mucho tiempo, dejamos la bola en el mismo bol dónde hemos mezclado y añadiendo directamente al bol el aceite, mezclamos un poco, unas 3 veces, dejando pasar, unos 5 minutos entre cada vez. En este momento que todo está integrado, es momento de dejarla el primer levado. El tiempo para que la masa aumente y se airee, (dejando los huequitos) que después veremos al cortar el pan, cambia de una estación a otra, y con la temperatura de cada casa. Lo normal, es que en una media de 5h, la masa haya aumentado a más del doble su tamaño.
  2. En el siguiente paso, vamos a formar directamente la bola de pan que llevemos al horno, como no somos muy diestras en pasar la masa de una panera a la bandeja del horno, lo que hacemos, es levar directamente el pan, en el recipiente que vamos a meter al horno. Para ellos ponemos, ahora sí sobre una superficie limpia un poco de harina, y vertemos la masa del bol que ya estará lista, vamos haciendo una bolita con esa masa, ayudándonos con la harina, y le vamos dando vueltas, con movimientos envolvente, para que quede redondito.
  3. *El recipiente para hornear puede ser una coccote, o más fácil y barato, una olla de Pyrex con tapadera redonda, antes de poner el pan, debemos poner un poco de aceite en toda la superficie.
  4. Ahora dejamos aumentar el volumen del pan de nuevo (segundo levado), y pasadas unas 8h, podemos llevar al horno, que hemos precalentado a 220 grados.
  5. Primero dejamos el recipiente con tapadera, pasados 10 minutos, quitamos la tapadera, y bajamos a 200 grados, a partir de este momento, 1 hora de horno y el pan duele estar doradito, y tu casa, impregnada de olor a rico pan.

 

El proceso parece laborioso, pero una vez tenemos la masa madre, cuando queramos hacer pan, la refrescamos la noche de antes, hacemos el primer levado durante el día y el segundo por la noche, y al levantarnos el día “2” directamente podemos hornear nuestro pan, y en una hora lo tendremos preparado.

¿Os animáis?. Feliz semana.

Processed with VSCO with a6 preset

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s