Inspirarse

Alternativas al plástico; Reto Zero Waste.

El Reto Zero Waste es una tendencia que últimamente estamos viendo en redes sociales y a la que sin duda nos acogemos. Se trata como su propio nombre dice, de intentar reducir la basura que cada uno de nosotros vertemos al planeta, que sin duda, es cada vez más desproporcionada.

El consumismo al que nos aferramos, y la cantidad de envases que todas las cosas que metemos a casa contienen, nos llevan a producir kilos y kilos de basura, que podríamos reducir con tan solo algunos sencillos cambios.

No tenemos la panacea y somos muy consientes de las limitaciones del día a día, ya que por ejemplo, muchos de los supermercados a los que acudimos nos obligan a meter los alimentos que compramos a granel, como frutas y verduras, en bolsas de plástico, que después desechamos sin más.

No significa que si no haces estas cosas seas mala persona, ni que tengas que hacerlas todas, pero como siempre decimos, pequeños cambios imperceptibles pueden sumar un gran cambio a la larga.

Cuanto antes nos metamos en la cabeza que debemos reducir en los posible el consumo de plásticos (que tardan millones de años en degradarse), y que podemos reducir nuestros residuos a más de la mitad con algunos sencillos gestos, antes, y sin darnos cuenta… estaremos haciendo un mundo mejor, ya que nuestros pequeños imitarán lo que han visto en casa, y serán conscientes de algo tan importante como cuidar el planeta en el que vivimos.

Aquí están algunos de los tips que nosotras estamos introduciendo en nuestras vidas, esperamos ir aprendiendo más cada día, y sobre todo deseamos que os sirvan de inspiración.

  • Baño e higiene personal: en este punto, hemos sustituido el cepillo de dientes de plástico por uno de Bambú8 lo hemos conseguido en Natura). Hemos  metido en la mochila del gimnasio un jabón de pastilla de toda la vida, ocupa menos, huele mejor, y cuando se acaba no hay bote que tirar. Además hemos incorporado el aceite esencial de árbol de Té, que por su poder antibacteriano, lo mismo te sirve para deshacerte de un granito, que para tratar algunas pequeñas heridas que tienden a infectarse.
  • Cocina y alimentación: Guardar botes de cristal de conservas se ha convertido en nuestra máxima, intentamos que al abrir la despensa se vea más vidrio que plástico, sirven para comprar a granel en tiendas especializadas, (o en el mercado de toda la vida), y también te sirven de vaso para los batidos, o para llevar en el bolso unos frutos secos o fruta pelada para almuerzos y meriendas. También hemos desechado el uso de las pajitas de plástico por otras de acero inoxidable de venta en Amazon.
  • Limpieza y casa: hemos descubierto que el vinagre destilado y el de manzana son unos excelente limpiadores, que diluidos en agua con unas gotas de aceite esencial dejan flamantes los cristales. También lo usamos como suavizante en la lavadora, y como abrillantador en el lavavajillas. Además hemos sustituido las pinzas de plástico de la ropa por pinzas de madera de toda la vida.

En general, si recuerdas todas las cosas que  se solían usar en casa de tus abuelos para el día a día, estarás encaminada a llevar una vida más sostenible.

¿Os apuntáis al reto?. #zerowaste

2018-02-05 14.04.31 HDR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s