Inspirarse

Dos minutos


¡Buenos días! 
Qué rápido se nos han pasado las vacaciones, en un abrir y cerrar de ojos ya nos vemos de nuevo inmersas en la “vuelta al curro”….pero eso sí, ¡disfrutarlas las hemos disfrutado muy mucho!
Hoy queremos hablaros de algo que hemos visto estos días. Se trata de una de las tan inspiradoras charlas TED que de vez en cuando nos gusta ojear.

En esta ocasión viene a hablar de un experimento que nos indica como nuestro cuerpo puede influir en nuestras emociones. Todos sabemos cómo funciona en el sentido opuesto, es decir como nuestras emociones influyen en nuestro cuerpo (si estás triste te salen lagrimas, si estás nervioso se te remueve el estomago, si estás feliz sonríes casi sin querer), pero en este caso querían probar el efecto contrario ¿Adoptar una actitud determinada hace que nos sintamos de una forma determinada? Y la respuesta es que ¡si!
En este caso lo que quisieron demostrar es si adoptar una postura de “poder” te hacía sentirte más seguro, más “poderoso”, al contrario que se si se adaptaba una postura de debilidad. 
Lo que hacen es dividir un grupo de voluntarios en dos grupos. El primero de ellos tuvo que adoptar una posición de poder durante dos minutos (por ejemplo los brazos en jarra, tipo Superman), mientras que el otro grupo adoptó una posición de debilidad también durante dos minutos (por ejemplo encorvado con los brazos cruzados). De ambos grupos tomaron muestra de saliva antes y después de los dos minutos…
Pues al parecer los niveles de cortisol (que indican estrés) bajaban considerablemente en las personas que habían hecho la postura de poder mientras que ¡se incrementaba notablemente en las que habían hecho la de debilidad!
Es decir, que nuestra actitud, nuestro lenguaje no verbal, puede modificar como nos sentimos…
Es bueno saberlo para poder adoptar pequeñas rutinas diarias (antes de salir de casa dos minutos con pose de Superman para hacer frente al día con seguridad y confianza) o para momentos concretos en los que tenemos que enfrentarnos a situaciones que nos empequeñecen o nos estresan…éste truco nos puede ayudar a afrontarlas de otra manera 🙂
Aquí os dejamos una versión resumida del vídeo:

Y la completa de unos 20 minutos la podéis ver aquí:

Esto no sólo aplica a sentirse poderoso o débil, si no que pasa lo mismo con una simple sonrisa. Prueba ahora mismo, si has tenido un mal día, a estar dos minutos sonriendo, incluso aunque no tengas ganas…tu cuerpo estará mandando un mensaje a tu cerebro y seguro que acabas sintiéndote mejor 🙂 

Tenemos más poder del que creemos…¡no lo desaproveches!

¡Feliz semana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s