Comer

Desayunos para llevar

¡Buenos días de inicio de semana! 
Los comienzos siempre son difíciles y no iba a ser para menos en principio de la semana…por nuestra parte queremos ayudar a que tus mañanas sean más llevaderas y es por eso que recomendamos un buen desayuno, SIEMPRE.
Pero claro, la teoría es una cosa, pero la práctica… Ay amiga, la práctica cuesta. Por desgracia son pocos los que pueden sentarse por la mañana a disfrutar de un desayuno tranquilo, y MUCHOS los que mal- llegamos a la hora de comer arrastrándonos por el suelo y engullendo lo primero que pillamos… y claro, tampoco es plan, pero solucionarlo es mucho más fácil de lo que crees, y no se trata de magia, solo te llevará un poco de previsión y algunos ingredientes. Te aseguramos que los resultados merecerán la pena, y tu nivel de energía estará siempre a tope.
Desayunos “On the Go”.
1. En el number one el preferido de todos, el porridge de avena, qué decir de esta maravilla de alimento, no estamos en clase de nutrición, así que vamos al grano. Innumerables las formas y combinaciones que puedes hacer para prepararlo, nuestra apuesta es sencilla:
Necesitas:
-4 ó 5 cucharadas de copos de avena.
-Leche vegetal de cualquier tipo, nuestra preferida, la de almendras.
– Miel, sirope de ágave o cualquier otro tipo de endulzante, a poder ser, evitando el azúcar blanco.
-Un plátano congelado.
-Un tarrito de cristal con tapadera.
Lo preparas así:
-La noche de antes ponemos en el frigo la avena con la leche vegetal.
-A la mañana siguiente un golpe de microondas, para que quede suavecito, calentito, y todo se mezcle.
-Ponemos el plátano congelado en rodajas por encima y un buen chorrito de miel.
-Tapadera y al bolso.
Puedes comerlo en casa o llevarlo contigo.
2. Pudding de chia, fuente de calcio, saciante, no tiene sabor a nada pero es magia.
Necesitas:
-Un puñado de semillas de Chia.
-Leche vegetal o yogur.
-Mermelada de tu elección.
-Tarrito de cristal.
Lo preparas así:
-La noche anterior ponemos el yogur o leche vegetal y las semillas, dejamos reposar toda la noche, a la mañana siguiente la consistencia es gelatinosa, se habrán mezclado la base con los mucílagos que crea la chia al hidratarse y tendrás un rico y nutritivo pudding. Ponle un poco de mermelada por encima, y tú eliges si zampas o reservas para luego.
3. En último lugar, el más socorrido de los planes, el smothie, del que no te escapas, porque no necesitas cuchara y puedes tomarlo mientras caminas, en el coche o dónde quiera que estés.
Necesitas:
-Leche de avena.
-Un plátano y medio.
-Dos dátiles…si, parece raro pero le aporta un dulzor muy rico, y además tiene montones de fibra.
-Un yogur griego.
-Una pizca de canela, la reina del Otoño.
Lo preparas así:
Meter todo excepto la canela a un procesador, triturar, golpe de micro para templar un poco, espolvorear la canela y servir en vaso para llevar.
Métetelo en la cabeza, el desayuno es la comida más importante del día, no tienes que renunciar a tu café, pero puedes completarlo con estos truquitos, además, repartir las tomas de alimentos es muy necesario para equilibrar la energía de la que disponemos a lo largo del día y mantener los niveles de insulina.
Recuerda que tu cerebro necesita energía, tu eres una máquina de no parar y ¡necesitas combustible! ;).
¿Aceptas el reto?… Ni un solo día más sin alimentar tu cuerpecito. 
¡Feliz semana!
                
Ilustracion de Hamsin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s