Ponerse Guapa

La invitada perfecta

Buenos días, de manera irremediable nos encontramos sumidos en esta época del año en la bodas, bautizos y comuniones se abren paso a zancandas entre las celebraciones, y a muchos nos dan los temblores de piernas con el temido qué me pongo, porque lo cierto es que a no ser que la boda sea de tu hermano, hermana, que la novia sea tu mejor amiga y te obligue a ponerte un vestido a conjunto con los adornos florales de la celebración O_o, siempre vamos retrasando el momento de la búsqueda del modelito. Y es por esto, que nada mejor que la comodidad de tu casa para buscar entre los portales on line de tus tiendas preferidas el aclamado outfit que te saque del lío.
Porque a todas nos ha pasado dejarlo todo para el último momento y que al ponerte el modelito que has escogido de mala gana  el mismo día de la boda, ¡horror!, me queda largo, me queda corto, se me ve la ropa interior, me resbalan los zapatos con las medias, me pican las medias (sobre todo si fuiste la tarde de antes a comprarlas a Primark), Me las quito… ¡¡¡Noooo!!, ¡mis piernas están blanquisimas!.
Así que ¡no cunda el pánico!, no hace falta dejarse la cabeza y los cuartos para ir mona, solamente tener claro unos cuantos conceptos, ser un poco previsora, y tirar de tienda on line, que para eso están y la mayoría llegan muy rápido a casa, así que si entras en el margen de 15 días antes de la boda en cuestión puedes acogerte a este decálogo para ser la invitada perfecta.
Afortunadamente el protocolo para ser una buena invitada ha cambiado, o directamente todo el mundo se lo empieza a pasar por el forro, por lo que puedo ver últimamente, y aunque para mí las máximas de: no le hagas sombra a la novia con un vestido blanco, y no vayas de funeral a una boda con un modelito negro, me cuesta saltarmelos, sobre todo el primero, la verdad es que me alegro de que cada vez podamos tener mas libertad, se llevan monos, camisas, pantalones, zapato alto, plano, zapatos y bolso sin conjuntar (gracias), chupas y americanas en vez de fulares y las odiadas toreritas ( doblemente gracias)… Y a no ser que te obliguen los novios a ponerte tocado, el pelo definitivamente va por vía libre, así que tenemos miles de opciones y lo importante es que te sientas cómoda y segura con lo que escojas porque solo así te verás y verán favorecida.
Y después de todo este rollo queremos ofrecerte algunas de las opciones que hemos ido visualizando e incluso barajando en nuestra propia búsqueda del triunfo.

Y la que no tenga su vestido preparado… ¡que sea porque no quiera!. ¡Buen fin de semana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s