Comer

Una cena improvisada

Últimamente ando viciada a un juego de cocina que se llama Cooking Mamma, dónde una mami de dibujos te obliga a hacer recetas paso a paso hasta que consigas hacerlo “Even better than mama”. Lo mejor es que todas estas recetas tienen mucho sentido y una pinta muy apetecible.

Este juego y los tablones de comida de Pinterest son también los responsables de que sea incapaz de recordar como se dice aguacate y solo me venga a la mente la palabra “Avocado”.

Y hablando de aguacates, al avanzar un poco en el juego tienes que preparar una receta muy sencilla que consiste en quitar la pulpa del aguacate y mezclar con bacon o jamón de York, tomates cherrys picaditos y meter todo eso dentro del aguacate poniendo queso por encima y gratinando en el horno.

Asi que una de esas noches en las que no sabes que preparar para cenar, que tienes hambre pero quieres que sea  poca cosa o que no tienes ni hambre del cansancio, pero hay que alimentarse…esta receta viene que ni pintada.

-Cogemos un aguacate que no esté demasiado maduro aunque tampoco muy verde todavía, abrimos en dos deslizando el cuchillo siguiendo el borde del hueso y cuando hemos completado el corte hasta arriba , giramos cada parte hacia un lado con las manos, así tendremos dos partes, una con el hueso y otra sin el.
Para despredernos del hueso solo hay que dar un golpe firme con el borde del cuchillo y tirar hacia arriba.
Ya tenemos los dos trozos de aguacate con su respectivo agujerito en el centro.

-Lo siguiente que hacemos es cascar un huevo directamente dentro del agujerito, como no es tan grande como para que quepa entero, empezamos a poner en una mitad y seguimos en la otra.
Si lo hacemos de esta manera, a mi me quedo una mitad solo con la clara y otra solo con la yema, Aunque también podríamos batir y que sea homogéneo para que ambos trozos quedan igual.

-Ponemos pimienta, sal y una pizca de tabasco e incluso pimentón metemos al horno precalentado a unos 180 grados durante unos 10 minutos.

La verdad que el resultado nos encanta y podemos añadir cualquier cosa que se nos ocurra.
No hay excusas, alimentarse bien es regla de oro para La Nena!

¡Feliz martes!

1 comentario en “Una cena improvisada”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s