Comer

Rosca de canela

Hoy traemos una rosca de canela que puede servir como sustituto de las tradicionales monas de Pascua, los ingredientes que necesitamos son:

Para la masa:
-200 gr de harina de fuerza
-125 ml de leche tibia
-30 gr de mantequilla en pomada
-150 gr de azúcar
-10 gr de levadura fresca
-1 yema de huevo
-Una pizca de sal

Para el relleno:
– Mantequilla
-Azúcar
Canela





PREPARACIÓN:

En un cuenco añadimos azúcar a la leche tibia  y removemos hasta que se disuelva. Incorporamos la levadura fresca rompiéndola  a cachitos, removemos hasta que no queden grumos.

Nota: Para ésta receta es recomendable una amasadora por el tiempo que hay que trabajar la mezcla, aunque siempre nos queda el brazo o una batidora con varillas de amasar.

En el recipiente de amasar, incorporamos la harina y la sal, y poco a poco vamos añadiendo la leche con el azúcar y la levadura que habíamos preparado anteriormente.
Hay que amasar hasta que veamos que la preparación no se pega a las paredes del recipiente, lo cual mas o menos nos puede llevar una media hora.

Cuando hayamos terminado este proceso, tendremos una bola de masa que sacamos y amasamos un poco con las manos, y ponemos en un cuenco, tapándola durante una hora para que la levadura haga su efecto y la masa suba.

Sobre una superficie antiadherente (un tapiz de silicona) amasamos con un rodillo hasta estirarla en forma de cuadrado.

En este momento incorporamos el relleno:

Primero ponemos la mantequilla extendiéndola sobre la masa como si fuera una tostada, mezclamos el azúcar con la canela y espolvoreamos por todo con ayuda de un colador.

Enrollamos nuestra masa desde un extremo al opuesto, obteniendo al final un cilindro.
Cogemos el cilindro y cortamos a lo largo de éste por la mitad, por lo que tenemos dos partes iguales que trenzamos la una sobre la otra, juntando los extremos y disponiendo la masa en forma de rosca, nos queda un círculo en el centro, que debe ser un poquito espacioso para que al hornear quede una forma bonita y no se junte.

Introducimos en el horno durante 25 minutos a 175 grados.

La receta es muy sencilla, aunque por los tiempos de levado conlleva un poco de elaboración, siempre es un buen plan para hacer con niños en vacaciones, además de que amasar resulta cuanto menos relajante.

El resultado es delicioso si sois amantes de la canela como nosotras.

¡Felices MINI VACACIONES!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s